Programa

La historia del PP de Madrid ha sido una historia de la que podemos sentirnos orgullosos. Hemos cometido errores, sin lugar a dudas, pero la suma de los aciertos es mayor que la suma de los errores. Sin embargo, ello no nos exime de hacer autocrítica con vocación de construir.

La continuidad en el poder, unida a la acumulación de cargos y a la no separación de partido/Gobierno, nos ha conducido a creernos que estábamos por encima del bien y del mal, a tomar decisiones de partido en términos de poder y no de proyecto político. Lejos de revertir la situación y emprender un camino reformista, de partido y proyecto, seguimos anclados en los errores pasados.

Esto se ha traducido en una desmotivación de los afiliados, fruto del desdibujamiento de nuestros principios políticos, ideas y valores, y en una desconexión del partido con el electorado más joven, que nos reclama cambios de fondo en el modelo y en la vida de partido.

Estas medidas tienen como objeto modernizar y revitalizar el Partido Popular de Madrid:

  1. Separación Gobierno/Partido: es necesario separar la gestión del partido de la labor de Gobierno por tres motivos:
    • El partido requiere de tiempo y energía: Atravesamos como país un momento histórico en el que los partidos tienen que dar respuesta a las demandas de la sociedad. Contestación que sólo podemos dar si nos dedicamos al cuidado y la atención de nuestra formación política, con el objeto de ser útiles a los madrileños.
    • Evitar la confusión entre los intereses del partido y del Gobierno, que, en ocasiones, propicia la corrupción.
    • Garantizar que los legítimos pactos de Gobierno no condicionen el modelo y el ideario de nuestro partido.
  2. Democracia interna:
    • Todos los candidatos deberán presentar sus credenciales en público.
    • Habrá primarias por las que se recomendará al comité electoral del partido –cumpliendo así los estatutos- para todos los candidatos y listas.
    • Se respetará el derecho a repetir para aquellas cabezas de lista que estén en el Gobierno de los distintos municipios y para la Comunidad de Madrid, aunque es competencia del Comité Electoral Nacional.
  3. Transparencia y corrupción
    • Todas las sedes, y el partido regional, rendirán cuentas anuales y públicas de su número de afiliados –activos e inactivos- y de sus estados contables.
    • Se creará un órgano interno que exigirá la mayor celeridad y rigor en sus procedimientos para dilucidar si una imputación merece la suspensión de militancia para así huir de histerismos y coacciones por imputaciones que luego han resultado infundadas. La no presentación ante este órgano implicará la suspensión de militancia inmediata.
    • Se rehabilitará a todos aquel que sean absueltos por razones materiales.
    • Cualquier declaración (de actividades, currículo, etc.) o documento que se presente al partido podrá ser verificado.
  4. Gestoras y medidas excepcionales
    • En el momento de la constitución de la Comisión Gestora, se establecerá la fecha en la que tendrá lugar la Asamblea de afiliados que elegirá al presidente y al nuevo comité ejecutivo.
    • Ningún miembro de la Comisión Gestora podrá concurrir en la referida Asamblea ni incorporarse al Comité Ejecutivo resultante.
    • Cualquier destitución o cese de la organización será motivado por escrito.
  5. Diagnóstico: se realizará de forma inmediata un diagnóstico de la situación del partido en lo relativo al número de afiliados, reales y activos. Se establecerá un plan económico para cada una de las sedes del partido, de acuerdo con lo anterior.
  6. Acción inmediata de recuperación de afiliados que, sin dejar de serlo, han dejado de pagar cuotas y están inactivos. Esta acción se realizará mediante equipos ad hoc coordinados entre las sedes y la regional, para ello contarán con los recursos técnicos y económicos necesarios.
  7. Incorporación de al menos el 50% de afiliados sin cargo ni función pública a los órganos de dirección del partido con el objeto de garantizar la separación entre el partido y los distintos gobiernos (regional y locales), así como asegurar la relación del partido con la sociedad civil.
  8. Consejo Consultivo: se creará un Consejo Consultivo del que serán miembros vitalicios todos los ex presidentes del Partido Popular de Madrid, los ex presidentes de la Comunidad de Madrid y los ex alcaldes de las grandes ciudades de la Comunidad. Este Consejo se reunirá dos veces al año y elevará propuestas y sugerencias al Comité Ejecutivo del partido.
  9. Garantizar el pluralismo la presencia activa de las distintas sensibilidades, tanto políticas como sociales, que han coexistido siempre en el Partido Popular.
  10. Se crearán las siguientes secretarías el fin de mejorar la estructura existente:
    • Secretaría del afiliado para escuchar sus iniciativas y quejas. Aquel afiliado que obtenga el respaldo del 25% de los afiliados activos, podrá elevar una propuesta o queja, que podrá defender ante la Junta Directiva Regional.
    • Secretaría de foros: se realizarán periódicamente foros con figuras de reconocido prestigio para profundizar y modernizar el ideario del partido y estar en la vanguardia ideológica. También se creará un foro permanente para la relación con los trabajadores autónomos y empresarios con el objeto de estudiar las regulaciones que afecta a distintos sectores.
  11. Profesionalización de áreas claves del partido como las nuevas tecnologías. Las tecnologías de la información y la comunicación son cruciales para atraer a los segmentos de edad más distantes del partido. Para ello, contrataremos a los mejores profesionales para poner al partido en la vanguardia tecnológica.
  12. Cuotas: los jubilados y los desempleados que lo soliciten estarán exentos de cuota sin que ello afecte a sus derechos políticos en calidad de afiliados.

Partido Popular
Luis Asúa